sábado, 14 de mayo de 2016

Del amor...



Miraré por tu ventana, sí...
...hacia la distancia...
por donde avanza el viento
silencioso...sin nostalgia
ni premura...
como cuando la tarde calla
en la mirada.

Eileen Ovalle



Átame a tu silencio,
con esos lazos de amor
inquebrantables...
eterna hasta la luz del alba,
donde llegan a morir
las madrugadas!

Eileen Ovalle


Del amor,
la noche ha sido
tan sólo un huésped

Eileen Ovalle




Entre la voz y la palabra

Y en aquel tiempo, nos quisimos (memorias cautivas o recuerdos muertos) y el alma en deuda con la vida que jamás olvida

Porque atrás quedaron los escombros y las sombras en silencio…recogieron su equipaje y sin mediar palabra en la despedida, como las golondrinas alzaron su vuelo más allá de los silencios que suspiran

Se acabó la noche, y el viento, sí…después de que la brisa mojara las aceras que calladas se perfilan como los caminos hacia aquel lugar lejano de donde no hay regreso. 

Pero así es la vida, a veces… un tanto abrupta o desquiciada, cuando dos almas enamoradas se pierden si sentido, justo en medio del olvido!

Eileen Ovalle


Y hemos contemplado el amor gestando el horizonte, mi bien, con estos sueños en las manos y el gemir de los silencios arrullados, como dos suspiros en mi pecho!

Eileen Ovalle



Más cuánto amor he de sentir entre tus brazos, que pueden sujetar mis sentimientos, mi voz y mi palabra cantándole a tu nombre!

Eileen Ovalle


Tengo esta ecuación templada 
entre tu voz y la palabra, 
a punto de escaparse de mi boca!

Eileen Ovalle

Otoños



Desnudo el otoño
como el alma mía,
que gime en solitario
la llegada del ocaso
al final de tu mirada.

Eileen Ovalle



Navegaré por las aguas nocturnas,
buscando tu boca de luna . . .
y tu esencia perdida en mi intimidad!

Eileen Ovalle



Ay de la magia de las letras,
de los cantos de un poeta,
de la luna en serenata
y de tu boca, sí...
besándome la vida!

Eileen Ovalle

Peregrinaje...



Y tiemblo a tu vereda como las magnolias,
que florecen blancas colgando de tus brazos,
y de mi cuello largo se aprietan los sentidos
que germinan en mis poros la cálida dulzura, de tu existencia! 

Eileen Ovalle




Peregrino del río eres, como el rocío que desciende
en la esquina que dobla buscando tu locura!
Diagrama silente que suena dibujando las notas desnudas
de todo lo que siento entre tu alma, cuando tus brazos me toman
Oh tú…vientre de vino y espuma
donde bebo sedienta, el manjar tan tibio de nuestra esencia
donde yo otra vez…te amo!

Eileen Ovalle




Hoja y tallo, la raíz que gime
y la tierra húmeda y fértil
donde brotan las magnolias
y tus dedos fecundos
estremecen mis cimientos
con el leve roce de tu alma
con mis poros!

Eileen Ovalle

Ventisca...



De mi pecho, habrá de emerger la noche entera tallada en estrellas, hasta el amanecer de tu boca que me aguarda, como un trozo de lluvia tibia, mojando a sorbos, las fisuras de mi alma...

Eileen Ovalle




A solas contigo aquí en mi alma…
susurro dormido que amanece despacio
en ese rincón eterno donde nos amamos
y los sombras tallan un recuerdo…
ese, que suele perfilarse en mi mirada
más allá de la negra intensidad
de mis pupilas… donde el espesor de la noche
de negro azabache…llega a reflejarse siempre 
que la luna tiembla!

Eileen Ovalle




Ay de mi sentir que lleva la erosión de tus caricias... el bullicio adormecido de las horas y el ímpetu que azota mis sentidos, como lo hace el viento amor... al final de la ventisca...

Eileen Ovalle

Besos de jazmín



Hay besos que se entregan con el alma entre los labios... con el tímido candor de la inocencia y el sentir intenso de los sueños, cuando callan en la boca del que se ama...

Eileen Ovalle



Demasiados fueron 
los caminos a tu alma,
que la mía se agotó de miedo, 
dolor y desencanto...

Eileen Ovalle











De mi nostalgia…
este recuerdo
que se ha quedado fundido

tus labios mi amor
y el beso,
más allá del alma

sin más lunas
que tus cabellos…
la noche escarchada

el eco de mi voz
y la tuya…
en un mismo murmullo

y nosotros aquí
por cierto…
tan lejanos

y un trozo de tu recuerdo
sentado en esa esquina,
que miro desde la alcoba

cuantas cosas he callado
no podría confesarlo…
porque la voz se quiebra
los silencios se acumulan
y un gemido triste
se tira por la ventana
mi sombra te sigue, si…
y a veces se siente perdida
de regreso a mi destino

en esos lugares conocidos
que recorrimos juntos,
tomados de las manos

en días como hoy tan largos
ay amado de mi alma…
entiendo que te he extrañado

y que tuve tiempo de hablar contigo
en esos pequeños rincones,
donde un suspiro contiene un verso

cuanta locura anidada en mi ombligo
y cuánto tiempo sin ti…
y a veces contigo
hablando del mismo olvido!

Eileen Ovalle

Mis letras...



Enredado en la maleza
me aguardas...
como un presagio nocturno
al que le temo...
más allá del alma!

Eileen Ovalle




Y aquí estoy,
entre la brisa y el alma
aguardando tu esencia
que brota, como el agua
cuando la noche llora,
porque no te encuentra!

Eileen Ovalle



Eres un breve ventanal de ausencias que florece en mi vereda cuando la tarde aguarda la caída del ocaso en la nostalgia...

Eileen Ovalle



Nada se asemeja a tu ternura... fuente de pasión que tiembla más allá del alba y esa voz que llama, como lo hacen las tempestades en invierno, mi bien, a quien yo amo y le concedo un sueño...

Eileen Ovalle

Cuando tiemblan los sentidos...



Cuántas veces le pregunté al destino
sobre tu existencia,
aquellas noches aferradas a la nada
y llorando nostalgias con sabor a luna
y aguas blancas al final de la nevada

Eileen Ovalle



Y me tiemblan los sentidos…todos…
mientras tuyo el corazón se me consterna
de tanto ser de ti…como la aurora…
que intenta despertar sobre tu boca

Y es que te amo en plenitud que duele
…que calca y se desliza…
que me arropa en un gemir de estrellas
y se nutre de tu voz…como la lluvia…
mi amor, al descender la tarde!

Eileen Ovalle



Ella quiso alcanzar su risa
sus ojos y sus sueños
en un solo suspiro

Pero el tiempo…
parecía demasiado tarde
para retomar el alma
cuando está muriendo!

Eileen Ovalle

De mis reflexiones...



Cuidado!
No existe el amor oculto
el amor secreto
o misterioso...
si se esconde,
no es amor!

Eileen Ovalle



Desnuda mi palabra
se expande el alma

los girasoles se tornan
con cara a una luna triste

y las golondrinas
quisieran volver al nido

pero a veces . . .
se nos escapa un suspiro

que lleva adherido
un poco más que viento

y nos duele por dentro, sí…
a veces / tan adentro /

que la melancolía inquieta
va dejando huella

y es que a veces…tu indiferencia
y ni te das cuenta

y ese instante…
donde me arriesgas!

Eileen Ovalle

Mis versos


Heme aquí...
en este lugar secreto
de mi noche más larga,
donde el alarido aguarda
la sílaba callada
de tu nombre triste,
como un eco paulatino
que repite...
la sombra impronunciable
de tu ausencia!

Eileen Ovalle

Locura...


Mi locura...
lleva tu nombre tatuado,
tu sombra adherida...
y tu historia
como un teorema
que me desquicia...

Arrogancia que se pierde
entre la oscuridad latente,
mientras el verso cae
sobre tu voz ausente
y sobre este nido
que anidó mi vientre!

Eileen Ovalle