miércoles, 8 de junio de 2016

Para mi ángel de amor...



Jamás me saciaré de tu rostro
ni de tu velo traslúcido
atravesando mi ventana, 
mi amor... de madrugada
como un fantasma que llega
y se posa a mi costado
y me mira... despacio...
como queriendo tocarme
sin tocarme nada...

Porque así eres tú, 
mi amor...
como un suspiro,
o como los sueños
y las caricias ceñidas
a la mano que te busca
y te atraviesa como el agua

Sí... como los labios
cuando te beso
y te invento
y te nombro...
como aquello mío
que es solo tuyo...

Y me desnudas otra vez
con la mirada blanca
y la voz que calla
pero me susurra, sí...
como susurras tú
pájaro de lluvia y viento
de este universo tuyo
donde yo vuelo...

Eileen Ovalle

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada