sábado, 10 de diciembre de 2016

Con la luna en sus senos


Ella… vestía un poco de luna en sus dos senos
y en su vientre… arrastraba la vida…

Caminó despacio entre los madrigales de sus ojos
y pronunció el eco de su nombre susurrante…
que medio de aquel silencio se calló de golpe

Sin ninguna prisa destejió la noche con la punta de sus dedos
y sus pies descalzos avanzaron a su sombra,
con ese andar cansado que parece ausente y ya no duele

Allí…en ese breve espacio donde a solas…él parece contemplarla,
y contiene las palabras en su boca donde anida dos suspiros
y una cálida sonrisa se consume… como el vaho del aliento...
en una noche fría –como un alma ausente, herida y distante

Eileen Ovalle

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada