sábado, 10 de diciembre de 2016

Inquietudes de piel



Su hálito inquieto
y el mío…desenfrenado

Llama que se enciende
como antorcha de luna

Y la cálida espesura
de su espalda ceñida al alma

Jardín que brota en la mirada
y en la boca, dulzura en la palabra!

Eileen Ovalle

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada