sábado, 10 de diciembre de 2016

Incontenible el alma (en 4 actos)


I
Y mis sueños se pronuncian
sobre tu espalda…
susurro infinito de cavidad ceñida, 
son mis labios en tu piel canela
Ambrosía eres que desciende
como un amanecer inquieto,
derramándose en mis faldas
mientras tiemblo...
Ciudad oscura de luceros
y farolas cristalinas…
cuando pasa en el silencio
la sombra de tus sueños

II
Y es que la agonía de los sauces
parece que está llorando otoños,
cuando escucha el susurro de tu paso
bajo sus denuedos…
Y ante el manuscrito de tus manos
mis dedos han pintado estrellas…
y mis labios han callado tanto
ese gemido que te acaricia
Te amé de prisa, de pronto…
despacio…y a solas…
que los sentidos tomaron tu nombre
y lo han gritado las horas 
cuando pasa el tiempo
III
Porque has sido mío…
como tuya es mi existencia entera,
-sin fronteras-
sin nostalgias corazón, sin despedidas
Y aquí en mis ojos de pupilas dulces
y pestañas enlazadas con la noche,
retengo el reflejo de tu alma
que parece danzar en mi mirada
He soñado contigo…sí…
con tu piel pegada a mi ternura,
con la mía…en la marcha a tus senderos
y bebiendo de tus aguas blancas

III
Te dije que te amo…sí…te amo
y el horizonte se perfila a tu costado,
como un ocaso que me seduce
en pinceladas otoñales y doradas
Porque he llegado hasta tu risa y he vuelto
tupida de alegrías y solsticios…
y como un durazno suave y sonrojado
mis mejillas me delatan al mirarte
Y es que no sabes cuántas ganas tengo
de pintar a besos los lienzos de tu rostro,
con estas pinceladas suaves de mi boca
en estampida de colores matizados

IV
Y quiero detenerme y me deshilo
...es cierto...cuando estoy a solas,
como una madeja de lunas cristalinas,
en las noches nacaradas de tu cuerpo
mientras rompo con mis labios
…tu silencio!

Eileen Ovalle

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada